¿Qué pasará mañana?

Cuando la pandemia comenzó, todos esperamos los buenos días donde el virus desaparecería por sí mismo con la aparición del sol. Sabemos hoy en día que no es eso, que no será nada de eso. Esta hipótesis derivaba de una creencia, un intento de hacer de este virus uno parecido. Habría sido como el virus de la gripe porque los síntomas eran los mismos. Esta tentativa de inscribir lo desconocido, lo innombrado, lo inaudito en una cadena significante es quizás la única función refleja del ser humano. Es un reflejo frente a la ausencia de garantía en el Otro. En los capítulos XIV, XV y XVI de La ética del psicoanálisis 1, Lacan analizará las consecuencias de este enunciado último.

La simple emergencia de un puro S1, coronavirus, es decir, la tentativa de nominación de un real de la que se ve bien que no nombra nada en absoluto, lanza la producción automática de S2 que testimonian sobre todo de la posición del que las produce o las repite o las modifica o las inventa. Testimonian sobre todo de su tentativa de hacer con, de elaborar, de elucubrar una cadena significante que viene a sujetar este S1, que finalmente ha quedado solo hasta el momento. Los científicos, los medios de comunicación, los políticos, las poblaciones, todos estamos atrapados en una máquina significante que apunta a tratar este fuera de sentido, de donde emergen todo tipo de verdades contradictorias. ¿Es un problema? Sabemos que es de estructura: la verdad es mentirosa, lo real es cuando uno se golpea. En tanto que no somos golpeados, este virus, e incluso si lo estuviéramos, se delira -en el sentido de Lacan en 1977-, se sueña: “Cómo hacer para enseñar lo que no se enseña? He aquí en lo que Freud ha avanzado. Considera que nada es más que sueño y que todo el mundo (si se puede utilizar una expresión tal), todo el mundo es loco, es decir delirante”2. Un S2 es un sueño, y un sueño es una interpretación. Del virus no tenemos nada que decir salvo que uno se haya golpeado con lo real. El testimonio de Uno solo, Jean-Daniel Matet, nos enseña sobre lo más singular de un sujeto enfrentándose a lo más radical de su cuerpo héteros3 y hace resonar lo más singular de cada lector. En este testimonio se dice el psicoanálisis, un psicoanalista. El delirio es una tentativa de curación decía Freud4, tentativa de sostener un yo sometido a la fragmentación.

No, no sabemos qué pasará mañana, pero sabemos que cada uno continuará soñando, produciendo síntomas, gozando, deseando, haciendo lapsus, actos fallidos, teniendo certezas, dudas, dándole vueltas, despotricando, estando enfermo del pensamiento, cuestionando al amo, lanzando llamadas al padre, al Otro que no existe, en resumen, delirando.

Entonces, lo que queda de actualidad para nosotros que nos orientamos en el psicoanálisis, es Freud, es Lacan, son los instrumentos que ellos nos han dado para captar el momento presente. La orientación lacaniana de Jacques-Alain Miller nos ofrece como brújula el filo y la subversión del psicoanálisis.

Los temas de nuestros congresos, jornadas, enseñanzas, están articuladas en la Escuela Una a esto. Para empezar, el tema del Congreso de la AMP programado en Buenos Aires del 14 al 18 de diciembre de 2020: “El sueño, su uso y su interpretación en la cura analítica”. No sabemos qué pasará mañana, pero sabemos que este tema es crucial, muy actual. Interesa a cualquiera que desee orientarse en el psicoanálisis. Pongamos o volvamos a poner al trabajo este tema en todos los lugares asistenciales, en las delegaciones regionales de la ACF, en la escuela, pongamos en marcha carteles, escribamos textos, les encontraremos una salida. Porque el sueño continua hoy siendo la vía regia del inconsciente.

Poner al trabajo este tema, es poner al trabajo una falta de saber, es sostener nuestro deseo por el estudio del psicoanálisis y en este momento es una oportunidad para cada uno.

En este número de ECF-Messager encontraréis en exclusividad para la ECF un texto formidable de la presidente de la AMP5, Angelina Harari, que muestra cómo otros distintos que nosotros piensan que los sueños dicen algo del tiempo presente. Entonces, soñemos un poco.

 

*Texto de Laurent Dupont publicado en ECF-Mess@ger. Liste d’information de l’ECF, el 22 de abril 2020. La presente traducción es de Margarita Álvarez. Publicado aquí con la amable autorización del autor.

 

Notas:

  1. Lacan, Jacques. El Seminario, libro 7, La ética del psicoanálisis. Paidós, Buenos Aires, 1988.
  2. Lacan, Jacques. “Lacan pour Vincennes”. Ornicar? N°17-18, 1979, p. 278.
  3. Matet, Jean-Daniel. “Convoqué!”. Lacan Quotidien, n°880, 17 abril 2020. Se puede encontrar una traducción en el Blog de la ELP a cargo de Margarita Álvarez. 30 de abril de 2020: ¡Convocado!
  4. Freud, Sigmund. “Le président Schreber”. Cinq psychanalyses. PUF, mars 1997, p. 315. [“Sobre un caso de paranoia descrito autobiográficamente (Schreber)]. Obras Completas. Tomo XII, Amorrortu, Buenos Aires, 1990.
  5. AMP, Asociación Mundial de Psicoanálisis, reagrupa 7 escuelas: ECF, en Francia, ELP en España, SLP, en Italia, EOL, en Argentina, EBP en Brasil, NEL (una parte de América del Sur y Central) y NLS para el resto del mundo.

 

Comparte / Imprime este artículo
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Print this page
Print
Email this to someone
email