EL CÁRTEL

El cártel es un dispositivo de trabajo original, propuesto por Lacan tanto a aquellos que practican el psicoanálisis lacaniano como a cualquiera que desee estudiarlo. Los que constituyen un cártel se eligen con un proyecto común de trabajo a partir del cual cada uno recortará un aspecto o cuestión. El número de miembros llamados “cartelizantes ”puede ser tres, cuatro, cinco o alguno más y se reúnen para trabajar con un ritmo decidido entre ellos. Al menos un” cartelizante “será miembro de la Escuela.

RESPONSABLES:

Concha Lechón

conchalechon@gmail.com

Victoria Vicente

victoriavicente27@gmail.com

 

DELEGADOS EN LAS SEDES

 

ANDALUCÍA

Fernando Muñoz Merino

jofer@cop.es

 

ARAGÓN

Ángela Mancho

mancho.angela@gmail.com

 

CATALUÑA

Barcelona:

Josep María Panés

josepmariapanes@hotmail.com

Tarragona:

Gemma Ribera

gemmaribe@gmail.com

 

C. VALENCIANA

Alicante:

Lorena Oberlin Rippstein

oberlinlorena@gmail.com

Valencia:

Raquel García

raquelgarcíaferrer5@gmail.com 

 

GALICIA

A Coruña:

Liana Velado

lianavelado@gmail.com

 

MADRID

Blanca Cervera

bcerverar@hotmail.com

Graciela Sobral

grasobral@gmail.com

 

PAÍS VASCO

Esther González

esthergonza@kaixo.com

María Verdejo

verdejo.maria@gmail.com

EL “MÁS-UNO”

Elegido por los cartelizantes el “más-uno” no será profesor, ni analista en el grupo, sino alguien con su propia pregunta a trabajar. Es la persona que se encarga de la discusión y del destino reservado al trabajo de cada uno. Tiene otras funciones: velar por el funcionamiento del cártel, favorecer la elaboración, mantener viva la pregunta de cada uno y hacer frente a las crisis y los impasses que obstaculicen el trabajo. Hace lazo con la Escuela porque será el que formalice la inscripción del cártel en la Escuela y comunique su disolución cuando esta se produzca.

EL TRABAJO DEL CÁRTEL

Cada uno elige un tema o “rasgo” de trabajo que puede ser la lectura de un texto fundamental de psicoanálisis, el estudio de un concepto o de un caso, la conexión del psicoanálisis con otros campos, etc . (Están señalados en el boletín de inscripción).El tema común a todos ellos será el título del cártel.

EL PRODUCTO DEL TRABAJO

El trabajo efectuado no da lugar a un producto colectivo sobre un saber que implique la adhesión del grupo .Se trata de una experiencia de trabajo que da lugar a un producto propio, singular, nuevo, que indica en función del momento de su relación al psicoanálisis, lo que ha podido cambiar en su relación al saber analítico.

LA PERMUTACIÓN

El tiempo máximo del cártel son dos años. Al cabo de este tiempo se disuelve. Esta disolución permite evitar la inercia que hace obstáculo al advenimiento de un saber nuevo para el sujeto. Puede disolverse antes cuando las crisis o impasses no puedan resolverse y obstaculicen el trabajo. Hay una modalidad de cártel llamada cártel express, de breve duración y surgido para producir un trabajo sobre un tema concreto que se disuelve cuando ese objetivo se cumple. Si en el momento de la disolución de un cártel surge deseo de trabajar otro tema se hará una nueva inscripción.

DESTINO DE LOS TRABAJOS

La Escuela acoge los trabajos de los cartelizantes en las Jornadas de cárteles, lugares donde poner a cielo abierto las elaboraciones, habiendo otros destinos posibles de ciertos trabajos como son las publicaciones del campo freudiano.
La Escuela acoge también otro tipo de trabajos en relación al cártel, trabajos teóricos sobre la actualidad y actualización del cártel, asi como noticias de actividades en las sedes sobre cárteles.
Los trabajos que acoge la Escuela será a través del responsable de cárteles de la ELP, cuya dirección figura en esta página.

TEXTOS DE REFERENCIA