Esta película Violette de Martin Prevost forma parte del ciclo de las Matinée: Mujeres una por una, que organiza la biblioteca de la Sede de San Sebastián de la ELP.

Como decíamos en la presentación del ciclo, lo femenino siempre ha sido algo enigmático y rechazado en la historia. Freud mismo se interrogaba sobre el misterio del deseo femenino y Lacan planteó que no hay el universal femenino. No hay “La mujer”, sino mujeres una por una. Es esta afirmación la que queremos explorar a través de historias singulares de mujeres únicas.

En este caso, podríamos trasladar a la historia que se nos relata la pregunta freudiana, pasando de ¿Qué quiere una mujer? a ¿qué quiere Violette? Y la respuesta que podríamos ofrecer es: quiere que la quieran. Busca amor y reconocimiento y quiere que le quieran todos (heterosexuales y homosexuales) y todas, incluso sus lectores. De hecho, la escritura no acaba de cumplir una función de anudamiento y pacificación hasta que obtiene el reconocimiento del público.

Su posición subjetiva que nombra como: fea, bastarda y los títulos de sus obras (Asfixia, Estragos, Bastarda), apuntan ya a su dificultad para vivir.

Por otra parte, Lacan afirmó que La mujer no existe, pero lo que sí existe, como dice Miller es La madre, incluyendo su singular. Vemos en esta historia la importancia capital de la madre y la relación de estrago, que como nos contaba recientemente Manuel Fernández Blanco, se traslada muchas veces a las parejas como una búsqueda de un signo de amor que nunca llega. Es una demanda de amor permanentemente decepcionada que lleva a pedir lo que no se obtuvo y que tiene una raíz infantil. Abre a lo ilimitado porque falta el signo de amor que haría límite.

Sobre estas y otras interesantes cuestiones pudimos debatir a partir de dos lecturas de la película, las realizadas por: Arantxa Egurzegi, apasionada por el cine y Diana Echeverría, psicoanalista, socia de la sede de San Sebastián de la ELP1.

 

Notas:

  1. Los dos nombres que aparecen hacen enlace al Facebook de la Sede de San Sebastián de la ELP.

 

Comparte / Imprime este artículo
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Print this page
Print
Email this to someone
email