Skip to content
Escuela Lacaniana de Psicoanálisis del Campo Freudiano

Lo crudo y lo cocido

La I Jornada de carteles de la ELP1 tuvo como corolario una mesa sobre el cartel del Pase que llevó el título: “Lo que no cesa de no escribirse, el cartel del pase”. Un trabajo de cuatro colegas más–uno sobre lo particular de ese cartel en el cual la producción hace consistir la Escuela a través del dispositivo del Pase.

Haré un breve comentario sobre una cuestión que destacó para mí. Se trata de un “chiste muy serio”2 del que se ha hablado y al que pongo en relación con la apuesta, en tanto lo que define el acto conclusivo del cartel del pase, y también, el efecto de sorpresa, con el que se describe el modo de encuentro con “lo que pasa”. Al mismo tiempo establecer una relación con una intervención3 de Miller de 1994: “Consideraciones sobre los fundamentos neuróticos del deseo del analista”4.En ese texto Miller trata cuestiones candentes del pase en el marco de una Jornada de carteles en la ECF.

Sólo extraigo unas frases sobre el punto particular: “…el deseo del analista parecía ser el ausente del pase. Pero ¿bajo qué forma esperabas tú que apareciera el deseo del analista? Si él apareciera en persona, en crudo, ¿inspiraría confianza ese deseo? (…) ¿No hay que buscarlo en su lugar?: bajo la demanda de pase, cuando esta demanda toma la rara vuelta de dirigirse a otro desvanecido. Tenemos un diálogo paradójico: “Tú no existes”, dice uno; “Tú lo has dicho”, dice el Otro”5.

Lo que dice Miller entonces es que si el deseo del analista apareciese en crudo desconfiaríamos. Pero, ¿cómo sería en crudo? Siguiendo la lógica que utiliza en este caso, podríamos pensar que hacer aparecer el deseo del analista en crudo fuese en el modo “te lo hago decir”. Nada estaría más lejos de la sorpresa que antecede a la apuesta como acto. Por otra parte, y siguiendo la referencia que me recuerda a Levi-Strauss ¿será según la estructura del chiste el modo en que se cuece? Una estructura en la que la dritte Person juega un papel necesario -no contingente- para que eso funcione. Además me pregunto ¿hay que buscar el deseo del analista o hay que encontrarlo?

Me parece que se podría decir usando las referencias de J.-A. Miller en la intervención citada, que el deseo del analista se cuece en ese diálogo paradójico que, al ser transmitido al cartel, si hay, se reconocerá porque producirá sorpresa.

 

Notas:

  1. V Encuentro Elucidación de Escuela. 1ª Jornada de Carteles-ELP «4+1 El Plan Lacan». 28 de septiembre de 2019.
  2. En referencia al título de la intervención de Estela Paskvan en estas jornadas: “Un chiste muy serio” .
  3. Precisamente fue Estela Paskvan quien recordó la intervención de J.-A. Miller en la última sesión de las Enseñanzas del Pase en Barcelona, el 11 de junio de 2019.
  4. Miller, J.-A., “Consideraciones sobre los fundamentos neuróticos del deseo del analista”, Revista Freudiana Nº 63, Barcelona, 2011, p.83.
  5. Ibid., p.85.
Comparte / Imprime este artículo
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Print this page
Print
Email this to someone
email
Scroll To Top