Hemos podido leer en www.diariomedico.com la siguiente noticia:
La fibromialgia podría ser una patología de inserción cervical.A este jugoso titular añade:
Una radiografía podría ser suficiente para diagnosticar la fibromialgia. Juan José Osés, del Instituto Provincial de Rehabilitación, de Madrid, atribuye el enigmático síndrome a una patología de inserción en el angular, e insta a sus colegas a evaluar el cuello de los pacientes. La fibromialgia es una patología de inserción bilateral a la que se suma una insuficiencia muscular. Una persona que tiene una alteración biomecánica en el codo, como una epicondilitis, es incapaz de coger un lápiz; si además no recibe el tratamiento adecuado, limitará tanto sus actividades de la vida que la propia hipomovilidad contribuirá a la insuficiencia muscular. Este cuadro, extrapolado a la región cervical, describiría lo que ocurre con la fibromialgia: Una insuficiencia muscular generalizada por los dolores y el mareo que nunca mejorará, a no ser que se trate la vía de entrada, la patología angular. Es el primer sustrato patológico común a todos los pacientes. Yo sólo propongo a mis compañeros que hagan a sus pacientes fibromiálgicos una radiografía lateral de columna, para que comprueben que es una constante; quizá se sorprendan con los resultados.

Todos recordamos aquellos cuadros que las conversiones producían a finales del siglo XIX, cómo Freud se ocupaba de estas pacientes y cómo al saber del psicoanálisis, el sujeto contestó con las nuevas formas clínicas. Ahora resulta, que la conversión de finales del siglo XX, ha encontrado ya su etiología ¿que nos ofrecerá para este siglo?
Estanislao Mena (Sevilla)

Comparte / Imprime este artículo
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Print this page
Print
Email this to someone
email

Deja un comentario

Debes iniciar sesión para escribir un comentario.