Escuela Lacaniana de Psicoanálisis del Campo Freudiano

ENCUENTRO CULTURAL. Por José Ángel Rodríguez Ribas (Sevilla).


*Nota remitida al Director de la BCF de Sevilla: «Este artículo se publicará el Sábado 24 (marzo) en el diario «El Mundo de Ibiza y Formentera», del cual soy colaborador. Reitero mi gratitud por todo». Javier Ortega.

Javier Ortega es actor profesional de cine y teatro, con un impresionante currículum especializado en teatro clásico y que atendió a nuestra invitación a participar en el Taller: «Psicoanálisis y Filosofía: con-versaciones en la frontera» organizado por la BCF de Sevilla. Impartió una lectura dramática comentada que llevó por título: «Asesinos trágicos: Estudio actoral de Orestes, motivaciones internas» el 22 mzo. 07.

«Esta semana fui invitado a la Universidad de Filosofía de Sevilla para hablar de Teatro Antiguo. Entre los que allí se reúnen todos los jueves, se encuentran psicoanalistas, filósofos, alumnos y profesores, psicólogos e incluso un griego (ingeniero financiero) que gusta de compartir este inusual espacio. Al margen de lo interesante de la experiencia en el plano personal, que lo fue y mucho, de lo enriquecedor a nivel humano (que lo fue mas allá de mis expectativas, por altas que fueran), la lectura que realmente me motiva es el que exista un espacio intercultural, multidisciplinar como la Biblioteca del Campo Freudiano y la Asociación de Estudios Humanísticos X- XI ETOR. Cuando uno tiene la suerte de hablar de manera distendida con profesionales de la docencia universitaria descubre que hay carencias muy serias que resolver y que se han creado abismos muy difíciles de sortear tanto para el alumnado como para los docentes. La burocracia pringa con su viscosidad cualquier intento de dinamizar la enseñanza (palabras de profesores en activo); y allí, tras la frontera del desánimo, se encuentra precisamente este grupo de irreductibles y animados “ galos” que no se dejan amedrentar por el monstruo de lo establecido. Para los profanos (como yo) esto sonará a todo menos a lo que es, por lo que me veo en la necesidad de ser menos etéreo y más pragmático. En este sitio se piensa, y se piensa en cosas importantes que nos afectan a todos, “cómo somos”, “porqué somos” y lo más importante: “Qué somos”. Y esto se hace desde las disciplinas que más se preocupan de ello: filosofía y psicoanálisis. En este mundo de descerebrados prefabricados que estamos dejando crear, el hecho de que haya grupos de resistencia intelectual es tan importante como el hecho de dejar abierto un camino alternativo, una ventana abierta después de la puerta que se cerrará, cuando nuestra maltrecha sociedad de “tanto tienes tanto vales” se desmorone en su inconsistencia. Además, que sepan aquellos que tengan inquietud por conocer o entrar en contacto con este entorno, que no se encontrarán con dinosaurios de cátedra obcecados en su parte de razón, sino a un grupo heterogéneo dispuesto a debatir, compartir, discutir, escuchar y entender. Por primera vez después de muchos años, veo la puerta de la esperanza abierta de par en par, en un país maltrecho por las hemofílicas heridas de antaño, las derechas obsoletas, las izquierdas indefinidas y las sociedades de hipotecas y coche nuevo. Vivimos en una sociedad decadente, donde (Como dice mi amiga la bióloga), “las hembras están dejando de parir”, síntoma inequívoco de cambios drásticos en diversos factores. Hemos olvidado aquello de que “No es más rico el que más tiene, sino el que menos necesita”. Estoy rodeado de gente con miedo a demasiadas cosas y lo peor de todo es que algunos no lo saben y los que lo saben, no saben a que temen, pero tienen miedo, y viven en él. Creen que su miedo es “hipoteca”, enfermedad, abandono… Pero no veo inquietud por vencer ese miedo mas que huyendo hacia delante. Cuando se satisfacen las “pulsiones” de la inquietud, la sensación de riqueza material cambia de especto para transformarse en un campo de satisfacción, tranquilidad y perspectiva intelectual que propicia la germinación de la serenidad, tan necesaria para no tenerle miedo al simple hecho de ser humano». (Javier Ortega)

Nuestro agradecimiento a Javier Ortega. JOSÉ ANGEL RODRÍGUEZ RIBAS (Sevilla).

Deja un comentario

Debes iniciar sesión para escribir un comentario.

X